miércoles, 15 de junio de 2016

Transmorucha 2016, mucho más que una aventura (con fotos)

Llega el primer fin de semana de junio y atronan imaginarios trémolos patrióticos, casi guerreros, anunciando la llegada de una nueva edición de la Transmorucha. Ya saben: como ir desde Aldeadávila de la Ribera a Peñaranda de Bracamonte en BTT con alforjas, por caminos, pasando por La Alberca, Malpartida, Alaraz (y otros tantos pueblos de la zona) tomando unas cervezas.
Mucho hemos hablado de esta aventura que nació en 2.002 y ya tiene 15 años, ¡la niña bonita!



Pero la Transmorucha es mucho más…
Hace unos días nos preguntaban en una emisora local de radio que qué era esto de la Transmorucha… Y reposado, en casa, uno piensa, y esto es opinión personal, que en mayor o menor medida estamos rodeados de una enorme cantidad de estímulos sensoriales, de prisas, de información basura y de ruidos sordos, y con la Transmorucha, por ejemplo, conseguimos dejar de lado todo lo que sobra y ocuparnos, por unos días, sólo de lo esencial y verdaderamente importante. Así de complejo. Así de simple. Así de bello.
Puede sonar raro y estrafalario, pero lejos de previsiones maniqueas que pudieran suponerse, como el pedalear y el comer, son días variopintos, en contacto con la naturaleza, con el disfrutar sufriendo, con uno mismo, pensando en tus seres queridos, compartiendo con los amigos unos ratos (kilómetros, charlas, averías, baños, cenas…) llenos de encanto… Todo en las antípodas de esa presión de la sociedad moderna en que vivimos, de la carrera por el éxito, el ring de los teléfonos móviles, el pío pío de los Whatsapp, la contaminación, los problemas que nos buscamos u otros nos imputan...
Nos agrada estar con el hombre, con el amigo que goza con el amigo respetando al otro y su entorno, cara a cara, sin tapujos, libres, respetándonos a nosotros y a nuestros seres queridos, y disfrutar en un estado de felicidad casi infinita y perpetua. Todo ello en continua acción, pedaleando sobre la bici, y absorbidos con la contemplación de la magnánima naturaleza que nos rodea. ¡Vaya parajes visten y calzan a la Transmorucha!





En ocasiones la vida nos ofrece grandes bandejas repletas de  porciones de inanición para el espíritu y nosotros debemos enriquecerlas con nuestra vida en familia y aderezarlas con estímulos físicos y mentales (aquí la Transmorucha marida muy bien), desafiar a nuestra mente, vencernos a nosotros mismos con esas callejas, cuestas, bajadas técnicas, superación personal continua, autonomía sobre las alforjas… Todo contribuye a colmar nuestras, a veces, precarias imaginaciones con estas porciones de magia, folklore, dosis de humildad, erística, caridad, fijación en el entender, apuesta por la verdad, compañerismo, uso de la razón, etc.





Sumado al esfuerzo físico en la acción, mezclado con algún venablo, también mezclamos pensamientos y emociones. Un estilo de vida en toda regla. Toda acción, y la Transmorucha no lo es menos, tiene el potencial de afectar nuestras vidas en muchos niveles. Puede inspirarnos, motivarnos, hacer que continuamente nos acordemos de nuestras familias, nos ayuda a entendernos a nosotros mismos y a los demás,  ampliando nuestro burdo conocimiento de la inagotable naturaleza humana… La Transmorucha no es una teoría… Decimos que vamos, ¡y vamos! Nos anima a buscar lo más alto de las posibilidades humanas, más allá de los límites autoimpuestos por moralismos, envidas y engaños, por el temor, la prisa y el egocentrismo.
¡Vaya cúmulo de grandes cosas!, y es que al final resulta complicado ser inmune a nuestro deseo natural de simplificar la complejidad del ser humano.








Mi admiración, comprensión y aceptación a nuestros queridos familiares, nuestros ángeles de la guarda, a todos los compañeros de ruta y el magnífico entorno o pueblos que nos han rodeado y recibido. Espero que nadie, sobre todo los nuevos transmoruchos, se hayan sentido como peces fuera del agua y que la edición de 2016 los haya llenado y la hayan toreado con solvencia. Porque ahí hemos estado este año más de una treintena de transmoruchos de distintos sexos, probablemente religiones, políticas, edades, apariencias físicas, formas de pensar, trabajos y orígenes socioculturales. Todos representando la quintaesencia del entusiasta que vive y respeta al prójimo, todos multidimensionales o susceptibles de serlo, todos sufriendo, todos sinceros, todos disfrutando. Todos felices.


¡Muuuuuuuuu…!




[Fotosde Lillo, desde este enlace; las de Miguel Manjón, desde éste]

domingo, 29 de mayo de 2016

Club Salandar: Jornadas de formación de/en montaña (teoría y práctica)

Jornadas de formación de/en montaña.
Niveles I y II del nuevo plan formativo anual establecido desde el Club Salandar para sus socios.




Casi una veintena de socios y socias de Salandar pudieron aprovechar las jornadas formativas programadas con guías y técnicos especialistas. La tarde del sábado pudimos ver de forma teórico práctica diferentes técnicas de aseguramiento, maniobras de rescate y progresión en cuerda y nudos, mientras en el nivel I se vieron materiales, meteorología, método MIDE y orientación. Se trabajó en la propia sede del club salandareño, en el rocódromo del polideportivo municipal y en otros espacios de la ciudad.
Todo ello fue reforzado con una intensa y fructífera jornada dominical de todo el día por Gredos, concretamente en la zona del Torozo y la divisoria de aguas en el puerto del Pico y El Arenal.




Un grupo pudo practicar las técnicas de aseguramiento en el medio natural, maniobras de rescate, progresión en cuerda, etc. Y el otro realizó una ruta en la que se practicaron varios ejercicios utilizando la brújula para orientarnos sobre el mapa y sobre el terreno, buscando rumbos, localizando puntos, calculando distancias, entre otros ejercicios relacionados con orientación. Igualmente se practicaron técnicas de aseguramiento, tipos de nudos, materiales y técnicas de ascenso-descenso (cuerdas, mosquetones, arneses, etc.)
Unas interesantes jornadas, necesarias para todos los que practicamos deportes al aire libre. ¡Hay que salir seguros a la montaña!






sábado, 28 de mayo de 2016

Transmorucha 2016... Queda menos de una semana para la aventura (#TMBBT2016)


Transmorucha... O como ir desde Aldeadávila de la Ribera a Peñaranda de Bracamonte en BTT con alforjas, por caminos, pasando por La Alberca, Malpartida, Alaraz (y otros tantos pueblos de la zona) tomando unas cervezas.

Amigos, ya está llamando a la puerta… Queda menos de una semana para la Transmorucha 2016.
¿Tienes la bicicleta preparada? ¿Y cuerpo y alma?

¡Y que no te lo cuenten…!

domingo, 24 de abril de 2016

Éxito de la Quedada BTT Alaraz 2016 (fotos)


La mañana nos ha regalado un sol radiante que ha contribuido a deslumbrar lo que la Naturaleza ha estado horneando, semanas atrás, en el campo y en el monte… ¡Esplendoroso nos ha recibido el entorno de Alaraz, paraíso natural, a los ciclistas en esta agradable mañana!





Pasadas las 9 de la mañana se daba la salida, desde la Plaza de la localidad alaraceña, a la ya quinta edición de la Quedada BTT de Alaraz organizada, dentro del circuito provincial de BTT de la Diputación de Salamanca, por el Ayuntamiento de la localidad en colaboración con la Asociación Cultural Amigos de Alaraz, el Club Salandar y un buen número de empresas de la zona.




Los deportistas, casi 350 que se han dado cita en el municipio salmantino, pudieron elegir entre dos entretenidos circuitos, de 25 y 50 kilómetros (aproximadamente), para disfrutar hasta donde sus piernas, y su cabeza, quisieran llevarlos. La prueba, participativa y no competitiva, ha gustado a todos los aficionados y el agua y el barro han puesto a prueba la capacidad de resistencia de hombre y máquina. Y es que este año los caminos, rodeados de bellos paisajes en los que la Primavera está llamando a la puerta, se han tornado duros por la cantidad de agua caída durante estas semanas y el barro acumulado en las callejas.
La quedada ha resultado todo un éxito, a pesar de la dureza a la que los participantes se han enfrentado. Con estos bellos parajes como telón de fondo, el reto ha tenido a un personaje antagonista presente durante todo el recorrido: el barro pegajoso que ha ido mellando las fuerzas de los participantes. ¡Vaya campeones!





Gente de varias provincias, además de la salmantina: Cantabria, Madrid, Cáceres, Ávila. Casi medio centenar de voluntarios. Y en Alaraz, una gran cita para los amantes de la BTT, retándonos a todas esas almas inquietas a disfrutar sufriendo y a sufrir disfrutando, eso sí, por este paraíso natural.




Como colofón a la jornada matutina, un vino de honor para todos los presentes que ha servido para llenar el depósito y nos ha ofrecido la oportunidad de charlar con conocidos y amigos, comentar las subidas y bajadas, retar a La Radical para el año que viene…




Como siempre, agradecemos a los ciclistas y acompañantes su visita, esperando que la prueba haya sido de su agrado. También a los vecinos su comprensión y apoyo, y a las empresas que han colaborado con la prueba ciclista.
Y hacemos una mención especial y reconocimiento público al nutrido grupo de voluntarios, alma de la quedada BTT, que hacen que la prueba sea una realidad edición tras edición. Sin estas personas, clubes y asociaciones, que cada año colaboran de forma desinteresada como voluntarias y que son pieza indispensable participando de forma activa y fomentando los valores del deporte en la sociedad, no sería posible organizarla.






Y ya queda menos para la sexta edición, ¡os esperamos!